La Gran Muralla

Estuvimos en la Gran Muralla nuestro segundo día en Beijing. Preguntamos en el hotel la noche anterior, las formas que había para ir hasta allí,  y nos dieron varias opciones, entre las que elegimos el autobús, que costaba 12 yuanes el trayecto, así, unos 2€ es lo que nos costó en total ir y volver a la Gran Muralla desde Beijing. El tramo que visitamos fue el de Badaling

En el Beijing Traditional View Hotel siempre había alguna persona en recepción que hablara inglés, no muy fluido pero para  nosotras era perfecto, incluso así les podíamos entender mejor, esto lo empezamos a valorar en cuanto salimos de allí.

La chica nos anotó en chino: “Lléveme a la estación de autobuses por favor, para coger el autobús 919  así que nos fue muy fácil, salimos del hotel, del Hutong y el primer taxi que pasó nos llevó en pocos minutos hasta la estación. Esto que parece tan normal, fue convirtiéndose en un hecho extraordinario poco a poco.

Era un autobús de trayecto regular, en el que todas las personas que viajaban eran turistas chinos y una guía que durante el trayecto les explicó algo de historia, y las formas que había para acceder a la Gran Muralla. Cuando terminó, se acercó a nosotras y en una libreta nos intentó explicar medio en inglés medio en chino y ayudándose de un dibujo las opciones. Una vez bajamos del autobús, y al observar que sus explicaciones no nos habían acabado de llegar, volvió donde estábamos, y ella misma nos sacó los tickets, tanto la Entrada a la Gran Muralla, como el acceso en deslizador.

Tras sacar los tickets, los guías te recomiendan entrar al baño antes de comenzar la excursión… A pesar de que suelo tener asco ni repugnancia por nada,  en este caso me parece importante insistir en evitar entrar en los aseos públicos de la gran Muralla… sin entrar en detalles, es lo más repugnante que he olido nunca, y de la puerta no pude pasar.

El deslizador (slider) es como un cochecito de la montaña rusa con el que puedes subir hasta el punto donde comienza la visita. La entrada te incluye por 60 yuanes ida y vuelta, aunque nosotras fuimos caminando, siguiendo la muralla, y cuando nos dimos cuenta nos habíamos pasado el acceso al slider de bajada.

Importante, como leimos una vez arriba del bus, es recomendable evitar los domingos para visitar la Gran Muralla, pues los turistas chinos aprovechan los días festivos y no se puede apenas ni caminar, aunque esto tiene la ventaja de permitirte que te desplaces apenas sin moverte, si no tienes miedo a estamparte, pues subes los pies y te llevan 🙂

Al fondo los Sliders y acceso a la Gran Muralla (Badaling)

.

Puedes ver nuestros Grandes Viajes al mejor precio en
Un Mon de Viatges

 


Gracias por Compartir!Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 22 octubre, 2017

    […] barrio, estuvimos viendo las posibilidades para los próximos días en Beijing, y pensamos en ir a La Gran Muralla al día […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *