Conversaciones con Dios – Del Libro de Neal Donald Walsh

Dios no está lejos de nosotros, nunca, y sólo pensamos que estamos alejados de Él.

Éstos son los Cinco Niveles de Veracidad. Es el camino de cinco pasos hacia la libertad. La verdad los liberará.

Te invito a revisar tus acciones. Has estado más profundamente entregado a tu vida física. Le has puesto muy poca atención a tu alma.

Cambia tu parecer todo lo que quieras. Sin embargo, recuerda que con cada cambio de idea se produce un cambio en la dirección de todo el universo.

Cuando “tomas una decisión” acerca de algo, pones en movimiento al universo.

Ciertas fuerzas más allá de tu capacidad de comprensión – mucho más sutiles y complejas de lo que podrías imaginar – participan en un proceso cuyas intrincadas dinámicas estás ahora a punto de empezar a entender.

Estas fuerzas y este proceso son todos partes de la extraordinaria red de energías interactivas que comprenden la totalidad de la existencia que tú llamas vida.

Son, en esencia, Yo mismo. Por lo tanto, establece un juicio y un solo propósito acerca de una situación. Y no distraigas tu mente hasta que lo hayas convertido en una realidad. Manténte enfocado. Permanece concentrado.

Esto es lo que significa ser firme. Si eliges algo, elígelo con todo tu poder, con todo tu corazón. No seas apocado. ¡Sigue adelante! Sigue acercándote. Apégate a tu determinación.

Yo no te “doy” nada, tú lo pides.

Yo no hago juicios acerca de lo que pides. Yo no califico a una cosa como “buena” o “mala”.
Tú eres un ser creativo – hecho a imagen y semejanza de Dios -. Puedes tener cualquier cosa que elijas. Pero no puedes tener todo lo que quieras. De hecho, nunca podrás obtener cualquier cosa que quieras si lo deseas con suficiente intensidad.

Porque los pensamientos son creativos, y el pensamiento de querer una cosa es una manifestación al universo, una declaración de una verdad – la carencia -, la cual el universo produce entonces en mi realidad.

En el momento en que dices “yo quiero” algo, el universo dice “en efecto, eso quieres”, y te da esa experiencia precisa: ¡la experiencia de “quererlo”!

Lo que sea que pongas detrás de la palabra “yo” se convierte en tu mandato creativo. El genio en la botella – que soy Yo – sólo existe para obedecer.

¡Yo produzco lo que pides! Tú pides precisamente lo que piensas, sientes y dices. Tan sencillo como eso.

Una vida que se vive por elección es una vida de acción consciente. Una vida que se vive por azar es una vida de reacción inconsciente.

Recuerda esto: el alma crea, la mente reacciona.

El alma entiende lo que la mente no puede concebir.

El alma te habla en sentimientos. Escucha tus sentimientos. Sigue tus sentimientos. Respeta tus sentimientos. Tus sentimientos nunca te traerán “problemas”, porque tus sentimientos son tu verdad. La verdadera celebración es espontánea, no pasa por procesos racionales.

Recuerda esto: no es tan importante lo bien que se recibe un mensaje como lo bien que se envía.

Los pensamientos no son sentimientos; más bien son ideas acerca de cómo “debes” sentir. Cuando se confunden los pensamientos y sentimientos, la verdad se vuelve nebulosa, se pierde.

Los sentimientos negativos no son sentimientos verdaderos; más bien, son tus pensamientos acerca de algo, basados en tu experiencia previa y la de otros.

La experiencia previa no es indicadora de la verdad, ya que la Verdad Pura se crea aquí y ahora, no se reactúa.

Ejecuta lo que se requiera para permanecer conectado con Dios/Diosa/Verdad. No interrumpas las prácticas, las oraciones, los rituales, las meditaciones. Las lecturas, la escritura, lo que funcione para ti para permanecer en contacto con Todo Lo Que Es.

Toda la vida es un proceso de decidir Quién Eres Tú, y después experimentarlo.

Nadie llega a ti por accidente.

Las coincidencias no existen.

Nada ocurre al azar.

La vida no es producto de la suerte.

Los acontecimientos, al igual que las personas, las atraes tú, para tus propios propósitos

Ama, ama, ama lo que deseas, ya que tu amor por ello lo atrae hacia ti. Todo es la razón de la vida. Cuándo lo amas, ¡amas la vida! ¡Cuándo declaras lo que deseas, anuncias que eliges todo lo bueno que ofrece la vida!

Del Libro de Neal Donald Walsh “Conversaciones con Dios”


Gracias por Compartir!Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. eladio dice:

    donde puedo comprar este libro

  2. eladio dice:

    me interesa leer lo que se relaciona con la mente el alma el cerebro como ser mas humano

    • carmenclerigues dice:

      Hola Eladio

      supongo que en cualquier librería te lo pueden traer sin problema en caso de no tenerlo, son tres volúmenes. Mientras tanto, seguro que introduciendo el nombre en Google puedes encontrarlo en pdf, suerte!

  3. eladio dice:

    gracias carmenclerigues

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *