Te sientes Ofendid@?

espectativasHay personas que pasan la mayor parte de su vida sintiéndose ofendidas por lo que “alguien” les hizo.

La sorprendente revelación que te voy a hacer, va a cambiar tu vida…
¡Nadie, nunca jamás te ha ofendido!
Son tus expectativas de lo que esperabas de esas personas, las que te hieren. Y las expectativas tu las creas con tus pensamientos. No son reales. Son imaginarias.

Si tu esperabas que tus padres te dieran más amor, y no te lo dieron, no tienes porqué sentirte ofendido. Son tus expectativas de lo que “un padre ideal” debió hacer contigo, las que fueron violadas. Y tus ideas son las que te lastiman.

Si esperabas que tu pareja reaccionara de tal y cual forma y no lo hizo… Tu pareja no te ha hecho nada. Es la diferencia entra las atenciones que esperabas tuviera contigo y las que realmente tuvo, las que te hieren. Nuevamente, eso está en tu imaginación.

¿Enojado con Dios? Son tus creencias de lo que debería hacer Dios, las que te lastiman. Dios jamás ofende y daña a nadie.
Un hábito requiere de todas sus partes para funcionar. Si pierde una, el hábito se desarma. El hábito de sentirte ofendido por lo que “te hacen otros” (en realidad nadie te hace nada) desaparecerá cuando conozcas mejor la fuente de las “ofensas”.

Cuando nacemos, somos auténticos. Pero nuestra verdadera naturaleza, es suprimida y sustituida artificialmente por conceptos que nuestros padres, la escuela, la sociedad y los medios nos enseñan y crean una novela falsa de cómo deberían ser las cosas en todos los aspectos de tu vida y cómo “deben” de actuar los demás. Una novela que no tiene nada que ver con la realidad. Read more Te sientes Ofendid@?


¿Qué estás haciendo hoy?

Que estas haciendo hoy?Me sorprende cada día que tantas personas piensen en cambiar el mundo sin cambiar NADA en sí mismas, y se pasen la vida situando “la culpa” fuera, siempre son los demás, las organizaciones o el mundo el que debe cambiar para ser más justo. Todo antes que “hacerse cargo” que el ÚNICO cambio posible que podemos realizar en el mundo pasa por los cambios que podamos hacer nosotros mismos, cada uno.

Sin duda es más cómodo situar la responsabilidad fuera, así no tenemos que hacer nada, pero esto no funciona así, ya que todos somos responsables de lo que nos sucede en la vida, a todas las escalas.

Personas aparentemente conscientes de la gran Estafa que mueve el mundo, pero que siguen jugando con las viejas reglas… Pongo un ejemplo de tantos que me rompe los esquemas, y es cuando siguen comprando en aquellos establecimientos donde se ahorran un céntimo, sin importarles más allá.

¿Cómo siendo consciente de la explotación ejercida sobre miles de seres humanos en el mundo para que ganen unos pocos, a la hora de realizar sus compras sólo puede importarte lo que TU pagas?

No piensan en que para venderles por ejemplo esa segunda gafa a un euro, los optometristas diplomados que trabajan en ese tipo de establecimiento tienen una nómina de dependiente a media jornada mientras trabajan hasta los sábados tarde. Por no hablar del que ha fabricado la gafa para poderla vender a ese precio. Ni en la cantidad de personas que hay cosiendo en condiciones inhumanas en algunas zonas de Asia para que tu puedas comprar una camiseta a menor precio del que vale la tela. Así más o menos con todo.

Si realmente eres consciente de la forma en la que funciona el mundo actualmente y no te gusta, ¿cómo vas a cambiarla comprandole al que más extorsiona, poniendo gasolina en aquellas gasolineras de quien más contamina, y dejando tus ahorros en aquellos bancos en los que invertirán tus intereses en fabricar armas para matar personas?

Read more ¿Qué estás haciendo hoy?


Y Tu… ¿Qué Mundo Quieres Crear?

Cada día somos más los que sabemos lo que José Luís Parisé nos decía hace ya algo más de un año: el actual sistema social se basa principalmente en cuatro paradigmas (Política, Economía, Religión y Ciencia) y que tal y como Todas las antiguas civilizaciones han profetizado, ha llegado el momento en que estos cuatro paradigmas se muestran agotados y sin respuestas.

Que el mundo en que vivimos, tal como está planteado ni sirve ni nos gusta, creo que es algo que pocos podrán discutir. Sin embargo, se me ocurre una pregunta para la reflexión: ¿eres tu el tipo de persona que habitaría en ese nuevo mundo con el que sueñas?

En realidad, pretender cambiar el mundo, sin ser capaz de cambiar aquello que más nos molesta en nostros mismos resulta bastante absurdo, verdad?

En esa misma entrevista, Parisé afirmaba que “Cada uno de nosotros Generamos la REALIDAD PROPIA y éste es el compromiso de la verdadera Revolución”

Sobre nuestro compromiso individual, la gran mayoría coloca la responsabilidad fuera, en los gobernantes, en la actual situación económica, etc… no digo que todo esto no sea cierto ni importante conocerlo, aunque no nos exime de responsabilidad a la hora de cambiar el mundo en que vivimos,

Hace unos días, la ciencia ha encontrado importantes indicios que confirman lo que hace tiempo que unos cuantos “locos” ya sabíamos, no por saber más que los científicos, sino simplemente por no cerrar la mente a nada y comprobar con hechos empíricos. En el mundo de la ciencia, muchos de ellos fueron vituperados, apartados de sus puestos de trabajo, ridiculizados  y criticados por afirmar fuera de los laboratorios oficiales lo que  Joe Incandela afirmaba con una fiabilidad del 99,99995%. Es tal la educastración a la que hemos sido sometidos, que muchos seguramente se aferrarán a ese 0.00005% para evitar cambiar su modo de pensamiento, en una palabra, para evitar asumir responsabilidad.

¿Pero por qué la existencia del Bostón de Higgs nos hace responsables? Porque, en palabras coloquiales y resumiendo, lo que este gran descubrimiento nos confirma es que el observador, con su forma de ver y procesar el mundo, CREA materia. Es decir, que la forma en que tu ves el mundo SÍ influye en el mundo que creas.

Si te interesa saber un poquito más, te recomiendo:

 

Gracias por tu tiempo, y si has llegado hasta aquí quizá te intrese también:

Continuará…


La Televisión, esa gran desconocida

Televisión: ese aparato a través del cual se te envían una serie de “Instrucciones” precisas sobre tu forma de estar y sentir  el mundo.  Se te muestra cual es la moda, lo que se lleva, lo que está bien o mal, cómo debes reaccionar ante determinadas situaciones… pues la tele, y lo que emite, se han convertido para la gran mayoría en una Autoridad

La tele como Autoridad indiscutible…

Seguramente, si hace algunos años te hubieran preguntado si querías que a través de una caja instalada de forma permanente en tu hogar, se te dieran instrucciones precisas sobre cómo manejar tu vida, hubieras respondido NO, pero nadie jamás nos lo ha preguntado, simplemente se ha convertido en un aparato casi imprescincible, al que  le cedes de forma inconsciente el control de tu mente, y con ello de tus sentimientos y pensamientos…

Aun estás a tiempo de DECIDIR si quieres dejarte idiotizar o no

Es conocido que la programación neurolingüística (PNL),  define la realidad como una invención y no como un descubrimiento. Se basa en el hecho de que el ser humano no opera directamente sobre el mundo real en que vive, sino que lo hace a través de representaciones mentales del mismo que determinan la forma en que cada individuo percibe el mundo (El mapa no es el territorio). En este sentido, la televisión juega un papel fundamental, mostrándote la parte de la realidad que interese, para reafirmar esas programaciones ajenas y obsoletas que se instauraron en nuestro cerebro desde la niñez, y realizando los cambios convenientes en cada momento…

Apaga le tela, Vive tu Vida!

Sin embargo, y por aterrador que parezca lo dicho, no es esta la principal función de la televisión, este aparato tiene extras! Read more La Televisión, esa gran desconocida